Feature-img

Creación de la UIU:


La Unión Iberoamericana de Universidades reúne a dos coaliciones estratégicas previas: la Alianza Académica Latinoamericana conformada por la UNAM, la UBA y la USP, en julio de 2014; y la Alianza Estratégica entre la Universidad de Barcelona y la Universidad Complutense de Madrid establecida en diciembre de ese mismo año.

El 23 de junio de 2016, en la Universidad de Barcelona, los rectores de las cinco instituciones públicas con amplia tradición y peso social dentro de sus países (Alberto Barbieri, por la UBA; Marco Antonio Zago, por la USP; Enrique Graue Wiechers, por la UNAM; Dídac Ramírez Sarrió, por la UB, y Carlos Andradas Heranz, por la UCM), suscribieron el acuerdo por medio del cual también se comprometen a desarrollar acciones académicas conjuntas e impulsar la internacionalización de los colectivos bajo su responsabilidad e influencia.

Además, promoverán la elaboración de documentos con temas de relevancia para la Universidad, en especial en el área geográfica iberoamericana y la educación superior pública.

Relevancia de la Unión Iberoamericana de Universidades (UIU)


La Unión Iberoamericana de Universidades constituye una alianza estratégica desde la que las universidades miembro impulsarán iniciativas y posicionamientos internacionales sobre la educación superior pública, investigación y el futuro de la universidad, entre otros.

La idea es alzarse como una gran organización con voz propia para intervenir en los núcleos de poder y decisión.

Esta Unión la integran las universidades Nacional Autónoma de México (UNAM), de Buenos Aires (UBA), Argentina; de Sao Paulo (USP), Brasil; además de las de Barcelona (UB) y Complutense de Madrid (UCM), de España.

Los rectores de estas instituciones suscribieron el convenio marco por el que se crea la Unión, que los representará en debates, foros y demás espacios relacionados con la visión estratégica y el futuro de la universidad.

En el convenio se destaca que estas entidades tienen retos similares frente a la rápida evolución de la enseñanza superior en su entorno y en el mundo. Entre los aspectos que facilitarán su trabajo están los numerosos lazos científicos y académicos ya existentes entre profesores, departamentos y centros de estas universidades, de lo que deriva un buen conocimiento mutuo y una larga y positiva experiencia de colaboración.

La fundación de la Unión Iberoamericana de Universidades genera un núcleo de instituciones de alta calidad cientí- fica que será referente internacional y beneficiará el reconocimiento de sus científicos, profesores, estudiantes, así como el desarrollo de la cultura iberoamericana en el mundo. También, se fomentará la colaboración a partir del intercambio mutuo de alumnos y profesores, la realización de proyectos de investigación y docencia conjuntos, el desarrollo de tesis o estudios compartidos para la titulación o graduación simultánea, así como la organización de seminarios, coloquios, conferencias científicas y demás manifestaciones culturales. Además, intervendrán como Unión Iberoamericana de Universidades en programas gubernamentales, internacionales o de otras instituciones patrocinadoras.

Para su funcionamiento, se constituirá una comisión mixta de coordinación, conformada por un representante de cada universidad, que será designado por cada rector.